BlogazoxCuba: Un espacio para la palabra…

 

Por Yuliat Danay Acosta

Al colgar en Facebook la convocatoria a participar de manera online en el evento BlogazoXCuba, uno de mis amigos me preguntó qué sentido tenía realizar en un país como Cuba, donde sólo una minoría de la población tenía acceso a Internet, un encuentro como este, para hablar de blogs. Aunque sé que esta pregunta puede inquietar algunos, sólo me tomó minutos para escribir esto que hoy, comparto con ustedes y quizás esté convirtiendo en una conversación “privadamente pública”:

“El BlogazoXCuba, pienso que será un evento con calidad, porque si bien el pueblo cubano no tiene en su totalidad acceso a Internet, ya hay mucha gente que hace uso de él en sus centros de trabajo. Esa gente ha adquirido una cultura sobre el tema. Muchos de ellos, sin ser periodistas, están explotando las facilidades de la Web 2.0 y haciendo periodismo ciudadano. Al contrario de los blogueros financiados por la oposición, esta gente hace esto de gratis, porque les gusta, porque piensan que su blog equivale a su granito de arena para cambiar el mundo. En sus tiempos extras investigan, escriben, algunos inclusive postean por los favores de amigos, pero aún así mantienen su bitácora. Entre ellos hay madres solteras con hijos, que el tiempo no les alcanza para arreglarse el cabello, pero priorizan el deber con el futuro. Otros, tienen padres viejos enfermos, postrados en una cama, y cuando llegan de sus trabajos tienen que lavar textiles llenos de heces fecales. Los hay que son homosexuales rechazados en el barrio y en sus empleos. Está el joven que se arriesga todos los días a ser más crítico consigo mismo y con la sociedad. Todas estas personas pudieran estar pensando en cómo buscarse cuatro pesos o en abandonarlo todo, porque parece ser la salida más fácil, pero no, esta gente escribe todos los días o cuando puede, pero sueñan, a pesar de los problemas sueñan, sueñan con un mundo mejor. Y por toda esta gente, que aunque no son un porciento significativo de las cifras poblacionales cubanas, significan, y por toda esta gente el BlogazoXCuba vale la pena. Estoy segura que darán mucho de sí en el evento.”

Ya hoy transcurren los debates. He visto fotos, mucho entusiasmo en Facebook, en Twitter, hasta he sido etiquetada y no estoy en Matanzas. Tampoco tengo blog, pienso que es una responsabilidad muy grande que aún no me siento en condiciones de asumir. Sí, quizás por cobardía de mi parte, perdonen mis 25 años y tan pocas hazañas. A mi edad Martí, Mella y Fidel ya habían revolucionado el mundo con sus palabras, a lo mejor, sin tener conciencia plena de que lo hacían. Hoy los tiempos no son muy diferentes. Hay mucha alma al pie del cañón, sí, el cañón, ese espacio virtual en que todos nos encontramos, nos divertimos, nos enfadamos, ganamos amigos, batallas y experiencias, que es Internet. Al fin y cabo, como dice Buena Fe: “Aunque sigan labrando el camino a la gente con tecnologías seguiremos llorando como el neanderthal.” El hombre sigue siendo el hombre y a Internet trasladamos nuestra vida, la vida real donde cada individuo es un ser exclusivo que aporta a la diversidad de la sociedad. El blog, ese pequeño eslabón que une la realidad con los sueños, y que tiene la capacidad, en sí, de transformación.

He seguido el BlogazoXCuba online. Pienso que será la puerta a muchos otros encuentros, donde cada vez más gente compartirá saberes y se expondrá a aprehender.

La palabra, desde su aparición ha tenido el poder de crear, sanar y también destruir. Me viene a la mente esa canción interpretada por Carlos Varela:

“Una palabra no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
igual que el viento esconde el agua
como las flores que esconden lodo”.

Una reciente investigación científica rusa apunta a que el ADN puede ser influido y reprogramado por palabras y frecuencias, sin seccionar ni reemplazar genes individuales. Los resultados arrojaron conclusiones impensadas: según los estudios, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo, sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación a toda escala de la biología. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el 90% de ADN aparentemente inútil, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos. Por lo tanto, los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente. Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo.

El blog es un espacio para la palabra, el bloguero, un hacedor de palabras. Puede ser una especie de reparador de sueños ¿Un encuentro de blogueros? Piense usted qué puede ser un encuentro de blogueros. Las palabras son infinitas. Ahora, ¿ya sabe usted en que va a emplear las suyas?

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s