Dayron Robles no perdió…

Por Enrique Ubieta Gómez
Dayron Robles no perdió. Abandonó la carrera en la pista. Y eso es mucho más decepcionante. De Ana Fidelia el pueblo no recuerda sus marcas o sus títulos –que no fueron todos los que su talento pudo habernos dado–, sino su coraje. Cada medalla conseguida por ella, de cualquier color, era de oro. De Dayron Robles, temo que se olviden las marcas y los títulos, y se recuerde su miedo a perder. No merece ganar quien teme perder. No puedo desear que alguien se lesione, pero ojalá que hoy o mañana nos enteremos de que la que aparentó tener sea verdaderamente grave: las lesiones del cuerpo son más dignas que las del alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s