Estados Unidos declara zonas de catástrofe y alerta nuclear

El huracán Sandy aterroriza a toda la costa Este de Estados Unidos y el presidente Barack Obama declaró esta mañana como “zona de catástrofe” a las áreas de Nueva York y Nueva Jersey, afectadas por los fuertes vientos y anegadas por altas marejadas.

El paso de Sandy ha dejado, hasta el momento, un saldo de 16 muertos y más de 6.5 millones de hogares sin electricidad, en un total de 11 estados del país. Según la emisora CNN, que cita fuentes policiales, una rama cayó sobre un niño de ocho años y le causó la muerte en Pennsylvania. Previamente habían muerto otros dos menores en Nueva York en una casa, también golpeados por una rama.

El Servicio Geológico de Estados Unidos emitió además una alerta por desprendimientos de terreno a causa de las inundaciones en las zonas costeras y con pendiente de los estados de Maryland, Delaware, Virginia y Pennsylvania.

En Nueva York, las intensas precipitaciones desbordaron el río Hudson en ambas orillas, anegaron las calles y avenidas, en las que apenas se asoman los buzones de correos, y comenzaron a inundar las estaciones de metro de la ciudad.

Alerta nuclear…

Dos plantas de energía nuclear fueron cerradas preventivamente, informó el diario digital Huffington Post. La planta de Indian Point, a 73 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, se paró por problemas en el sistema de electricidad externo y la central de Hancocks Bridge, en Nueva Jersey, se cerró parcialmente esta mañana porque seis de los condensadores no funcionaban.

Los daños provocados por Sandy obligaron a la compañía energética Excelon a emitir una señal de alerta de nivel tres -la escala va de uno a cuatro- para el reactor nuclear 615-MW Oyster Creek, el más antiguo del país, en el estado de Nueva Jersey.

Desde la Comisión de Regulación Nuclear (NRC, por sus siglas en inglés), explicaron que la tormenta ha aumentado el nivel del océano Atlántico, lo que provocó que el agua en el interior de la planta supere los seis pies (182 centímetros). Las medidas de seguridad advierten que al llegar a siete pies (213 centímetros) la planta podría perder la capacidad de enfriar la cisterna de combustible nuclear usado.

La Comisión recordó que al menos 20 plantas nucleares se encuentran en la trayectoria del huracán, que de fortalecerse podría arrasar algunas de ellas.

El fenómeno tropical se dirige a la nación canadiense, donde se espera que este día martes despliegue sus efectos y recorra unos mil kilómetros desde Ontario hasta Quebec, con vientos de 100 kilómetros por hora y lluvias torrenciales.

(Con información de Reuters-DPA-Télam-Huffingtonpost.com-BBC.co.uk)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s